Roscón de San Valero

(0 - user rating)
Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 

Un postre muy típico en Aragón, parecido al Roscón de Reyes.

Ingredientes:

Harina de fuerza 600 gramos

Azúcar glas 120 gramos

Mantequilla 70 gramos

Levadura 30 gramos

Ralladura de medio limón

Ralladura de media naranja

Agua de azahar 30 mililitros

2 huevos

Sal

Fruta confitada para decorar

(Opcional) Nata montada

 

Preparación:

Esta receta se ha de preparar en 3 pasos, la masa principal o madre y la masa normal.

Masa principal o madre:

Disolvemos 10 gramos de levadura en leche un poco caliente en un bol batiéndola. Añadimos 130 gramos de harina de fuerza y vamos amasando hasta que se forme una masa fuerte, con forma de bola. En un recipiente con agua un poco caliente metemos la bola y esperamos hasta que ésta suba a la superficie, que será cuando ésta esté lista.

Masa:

Al igual que antes disolvemos 20 gramos de levadura en leche un poco caliente batiéndola y la reservamos.

En un plato mezclamos bien el azúcar glas con las ralladuras de limón y naranja.

En otro bol tamizamos (o colamos con un colador) lo que queda de harina y después le añadimos los huevos, la mantequilla, una pizca de sal, el agua de azahar, la masa madre y el azúcar que hemos preparado con las ralladuras y mezclamos todo bien.

En una tabla en la que podemos trabajar espolvoreamos un poco de harina para evitar que se pegue y colocamos la masa. La amasamos hasta que quede suficientemente consistente como para que no se quede pegada en las manos y le damos forma de bola. Una vez lo tenemos lo metemos en un bol, lo cubrimos con un papel film y dejamos reposar durante varias horas, hasta que la masa duplique su tamaño (5 horas).

Una vez se haya duplicado le damos forma de bola (en caso de que la haya perdido) y empezamos a darle la forma de roscón (se recomienda apoyar la masa sobre la mesa y con los dedos ir abriendo un agujero en el centro, hasta alcanzar el tamaño deseado).

En una bandeja cubierta de papel de horno disponemos nuestro roscón y lo dejamos reposar hasta que vuelva a duplicar su tamaño (unas 2 horas).

Tras este tiempo pintamos el roscón con el huevo batido, espolvoreamos algo de azúcar por encima (mejor si esta un poco humedecido) y colocamos las frutas confitadas.

Precalentamos el horno a 200º con calor arriba y abajo y lo horneamos a 200º durante 5-10 minutos. Después bajamos la temperatura a 180º y lo mantenemos otros 10 minutos.

Lo sacamos y lo dejamos enfriar.

En caso de querer, quedaría abrirlo por la mitad y lo rellenamos de nata montada y, por supuesto, metemos la figurita en él.